iberseguro.com

martes, 1 de marzo de 2016

A tomar en cuenta al elegir una caldera a gas ciudad

Entre los diferentes aspectos que uno debe tomar en cuenta al elegir una caldera a gas ademas el precio debe el consumidor saber las caracteristicas de cada una de estos equipos, en este post analizaremos cada una de ellas actualmente en el mercado tanto por su funcionalidad, así como el rendimiento que deben tener para un efectivo ahorro en la factura del gas :




Caldera de Bajo NOX

Se trata de equipos herederos de las tradicionales calderas mixtas estanca, sólo que con las evoluciones precisas para limitar la emisión de gases generados en la combustión. Si las comparamos con los dispositivos de condensación, éstas son las principales ventajas y desventajas que se pueden resaltar de este tipo de aparatos.

Ventajas. 

Facilidad de instalación. Como reseña Aurelio Lanchas, Jefe de Producto de Grupo Ferroli, propietario de marcas como la propia Ferroli y Cointra, una de sus virtudes es “su mayor facilidad de instalación, debido a que no necesitan recogida de condensados ni tubos específicos de salida de gases”. Así, Forest anota que “permite su instalación con salida de humos a fachada, evitando reformas importantes”. Hay que recordar que este tipo de calderas y las de condensación son las únicas excepciones existentes a la obligatoriedad del RITE de realizar la salida de humos a cubierta, afectando a toda la comunidad de vecinos”. A su vez, Ángela Rodrigo, Jefa de Producto Calderas de Vaillant, coincide en destacar la ausencia de necesidad de instalación de desagüe para condensados “siempre que la longitud de salida sea corta”, puesto que si dicha distancia supera los 4 metros, implicaría el uso de un conducto de evacuación de mayor diámetro, requiriendo desagüe para condensados o sistemas de dos conductos (toma de aire y salida de gases). Precio más ajustado. Estos aparatos tienen un precio de venta inferior a los que presentan las calderas de condensación. “Permiten cumplir con menor coste de equipo e instalación el requerimiento legal de emisiones en salidas de humos a fachada”, reseña Alejandro de la Mata, Director de Producto de Saunier Duval. Un producto ya conocido. Como señala José María Hernández, Director Técnico y Comercial de C&C Manaut, se trata de “una tecnología de componentes tradicionales, a los cuales el instalador ya está habituado”.

Desventajas 

Rendimiento. Lanchas incide en que muestran “un menor rendimiento que las de condensación, sobre todo en instalaciones de baja temperatura” y el responsable de Manaut afi rma que “no elevan el rendimiento de una caldera tradicional”. Igualmente, la responsable de Vaillant anota que “el rendimiento no es tan alto como en una caldera de condensación, sino como el de una estándar, incluso trabajando la de condensación en las condiciones más desfavorables para el proceso de condensación”. Sin embargo, Mariano Tur, Jefe de Producto de Calderas Murales de Baxi, señala que “pese a no alcanzar un rendimiento tan elevado como las de condensación, gracias a los ventiladores modulantes con las que suelen ir equipadas las calderas de bajo NOx, se obtienen rendimientos estables en un amplio rango de funcionamiento de la caldera, situándose en torno al 93% respecto al PCI (poder calorífico inferior)”. 

¿Para qué instalaciones? 

Reposición y no baja temperatura. Según el Jefe de Producto de Ferroli, están “especialmente indicadas para instalaciones que no sean de baja temperatura y, en general, para cualquier reposición de caldera, debido a que no suele ser una instalación de baja temperatura y a que, en la mayoría de los casos, no se tiene previsto un desagüe cercano para la recogida de condensados, necesario en las calderas de condensación”. En este sentido, Óscar Cayón, Jefe de Producto para España y Portugal de Bosch Termotecnia, propietaria de las fi rmas Junkers y Buderus, reconoce que “se pueden instalar cuando es imposible la colocación del conducto de evacuación de condensados”. Y desde Fagor se incide en que “estos equipos están especialmente indicados para instalaciones de reposición”. Sobre todo, como reseña Uría, en aquellas “instalaciones de calderas en reposición que no dispongan de salida de gases a cubierta”. De hecho, Forest reconoce que “en la nueva instalación, si las salidas de humos van al tejado, vemos todavía mucho más calderas convencionales”. Con energía solar térmica. “También trabajan muy bien en instalaciones con energía solar térmica, ya que al ser equipos de última generación, no suelen necesitar de ningún kit intermedio”, apunta Lanchas

Diagrama

Calderas de condensación 

Las calderas de condensación representan la mayor innovación tecnológica del sector en los últimos años. Estos son los pros y contras de estos equipos.

Ventajas 

Mayor rendimiento. “Las calderas de condensación garantizan un importante ahorro energético y son indicadas para todo tipo de instalaciones”, señala de la Mata. Igualmente, el Jefe de Producto de Bosch-Junkers recuerda que “son las que más ahorro proporcionan al usuario final, debido a sus rendimientos en torno a 109% con respecto al PCI”. Así, Hernández anota que “ofrecen rendimientos superiores en un 20% a las estancas tradicionales o de bajo NOx y, por lo tanto, una notable reducción del consumo de gas, que puede llegar al 30%”. En este sentido, aclara que “el mayor rendimiento de una caldera de condensación es cuando produce condensados y puede alcanzar cifras del 108 ó 110%. Esto tiene lugar en instalaciones de suelo radiante y de radiadores que trabajan a baja temperatura o mediante el control del trabajo de la caldera con la utilización de una sonda externa de temperatura”. Por su parte, Cayón asevera que “bajo cualquier circunstancia, una caldera de condensación es mejor opción que una de bajo NOx, ya que incluso trabajando en las peores condiciones posibles, que son con radiadores, el rendimiento es como mínimo un 5% mejor” 

Menos emisiones. El responsable de Bosch-Junkers indica que las calderas de condensación “son la mejor opción desde el punto de vista medioambiental y económico, ya que son las que presentan menos emisiones de gases contaminantes, tanto de NOx como de CO y CO2”. Modulación. Estas calderas muestran interesantes posibilidades en cuanto a la modulación de potencia, repercutiendo en el ahorro energético. “Es muy importante contar con una elevada ratio de modulación. Ello implica que la potencia mínima es menor y ello permite reducir los apagados y encendidos en calefacción, con una reducción adicional en el consumo de gas. Actualmente, hay calderas con ratios de 1:6”, especifica el Jefe de Producto de Baxi. Más distancia de salida de humos. “Admiten mayores longitudes de salida de gases con diámetros de conductos estándar -los más pequeños-, lo que implica una instalación más sencilla”, explica Rodrigo. Asimismo, el Direcor de Producto de Saunier Duval anota que “las calderas de condensación, en general, permiten chimeneas más largas y de menor coste”. Óptimas para salida a cubierta. Aunque las calderas de condensación están incluidas en las excepciones para salida de humos a fachada en reposición, también son aptas para las salidas a cubierta. “La normativa actual para proyectos de obra nueva obliga a evacuar por cubierta. Estas calderas suelen contar con una gran capacidad de evacuación con conductos separados que resulta muy interesante para alcanzar la cubierta”, apunta Tur.

Las calderas de condensación son la mejor opción desde el punto de vista medioambiental y económico, ya que son las que presentan menos emisiones de gases contaminantes, tanto de NOx como de CO y CO2


¿Para qué instalaciones? 

Suelo radiante y baja temperatura. Tur apunta que “alcanzan los máximos rendimientos cuanto menor es la temperatura de retorno y, en este sentido, las instalaciones de baja temperatura son ideales para estos equipos. Pese a ello, muchas de las instalaciones de alta temperatura están sobredimensionadas y también permiten obtener rendimientos muy interesantes. Siempre es recomendable, para optimizar el funcionamiento de la caldera y su rendimiento, colocar una sonda exterior para minimizar la temperatura de impulsión, siendo ésta coherente con las necesidades puntuales de confort de la vivienda”. La Jefa de Producto de Vaillant añade que “las condiciones más favorables de la instalación son las de un sistema de calefacción a baja temperatura -bien por radiadores con mayor superficie de emisión o por suelo radiante-, completándola con una buena regulación que permita a la caldera modular, bien con un cronotermostato modulante o, mucho mejor, con una regulación con sonda exterior, para permitir la anticipación según las condiciones exteriores”. El Director de Producto de Saunier Duval insiste en que “el escenario ideal para calderas de condensación son instalaciones de demanda variable -por ejemplo, las de uso residencial- y especialmente si se trata con emisiones de baja temperatura o suelo radiante”. A este respecto, Forest ensalza la idoneidad de las calderas de condensación para instalaciones de suelo radiante gracias a su capacidad de trabajo a baja temperatura, “algo que no pueden ofrecer las convencionales de manera tan sencilla”. Con energía solar térmica. En muchas ocasiones, se tratan ya de equipos que no precisan ni tan siquiera de kits intermedio para combinarse con sistemas de aprovechamiento solar. Además, Tur incide en que “la mayoría de fabricantes aportan soluciones más o menos preparadas para combinar una caldera de condensación con un sistema solar térmico”. Así, en el mercado hay kits solares y valvulería para adaptar estos equipos a dichas instalaciones, incluso cuando se trata de equipamiento comunitario. Y el responsable de Bosch-Junkers resalta que “la combinación de condensación con sistemas solares y suelo radiante resulta una solución óptima para conseguir el máximo partido a nuestra instalación”.


Diagrama Caldera condensación





Especi ficidades de su instalación

Las calderas de condensación y de bajo NOx presentan algunas características específi cas para su instalación. Son las siguientes: 

CONDUCCIÓN Y DESAGÜE DE LOS CONDENSADOS. En el caso de las calderas de condensación, los condensado producidos durante la combustión deben recogerse, conducirse y evacuarse adecuadamente, por lo que es preciso tener en cuenta este aspecto en la instalación. “Siempre es necesario un desagüe para los condensados de tipo plástico, nunca metálico o no resistente a la acidez”, indica Ángela Rodrigo (Vaillant).

SALIDAS DE GASES PARA CONDENSACIÓN. En las instalaciones de calderas de condensación “es necesario tener previsto que los tubos de salida de gases son específi cos para ellas”, anota Aurelio Lanchas (Ferroli). Rodrigo puntualiza que “los accesorios de evacuación de gases deben ser resistentes a la corrosión por acidez de los condensados, con lo cual, dichos conductos deben ser de un material plástico”. Además, Mariano Tur (Baxi) recuerda que “el conducto de evacuación de gases debe tener una pendiente tal que lleve los condensados que se puedan producir en él hacia la propia caldera” y así poder redirigirlos al desagüe. 


SALIDA DE GASES PARA BAJO NOx. “Con los equipos de bajo NOx, los accesorios de evacuación son metálicos para resistir las altas temperaturas de los humos”, precisa la responsable de Vaillant. Y el responsable de Baxi incide en que las calderas de bajo NOx utilizan accesorios de evacuación convencionales y no requieren de evacuación de condensados, ya que los posibles condensados que puedan llegar a producirse -siempre una cantidad muy pequeña- se evacuarán hacia la calle gracias a la pendiente negativa del propio conducto de salida de productos de la combustión”. 

DESAGÜES PARA LONGITUDES LARGAS. Cuando el trayecto de la salida de gases supere los 4 metros, requerirá el uso de conductos de evacuación de mayor diámetro. Como explica Rodrigo, esto implica “que se necesite colocar un desagüe para condensados como en las de condensación o utilizar sistemas de dos conductos: uno para toma de aire y otro para salida de gases. E incluso puede ser necesario también ese desagüe para condensados”. Igualmente, Óscar Cayón (Bosch-Junkers) incide en que en las evacuaciones de gases más largas de lo normal “es recomendable colocar una recogida de condensados en la evacuación, ya que los humos pueden llegar a condensar en el interior de la chimenea de evacuación, haciendo que alcancen la cámara de combustión y ocasionando un daño importante al aparato”. 


A FACHADA O CUBIERTA. Hay que recordar que ambos tipos de calderas permiten tanto la salida de humos directamente a fachada como a una chimenea a cubierta, ya que están clasifi cadas con Clase 5 en emisiones NOX, por lo que se incluyen en las excepciones del RITE para la reposición con salida a fachada.



Calderas de Gas Estancas:


Las calderas estancas son las mas pequeñas y las que tiene mejor calidad precio. Es uno de los tipos de caldera más seguro que existe ahora mismo, ya que la combustión se produce en una cavidad hermética que no entra en contacto con el aire de la habitación. Según RITE 2007 solo se pueden instalar en unifamiliares y viviendas con posibilidad de salida de humos a cubierta. 



Este tipo de caldera no cumple la normativa ErP que entro en vigor el 26 de Septiembre de 2015. Por lo tanto han dejado de fabricarse y ya solo se pueden vender e instalar las calderas de este tipo que actualmente están fabricadas hasta agotar totalmente sus existencias.
 
Funcionamiento
La cámara de combustión está sellada y no consume el aire del hogar, siendo más seguras ya que los gases que produce la combustión no entran en contacto con el aire de nuestro entorno.





Calderas de Gas Atmosféricas:  



Las calderas atmosféricas son aquellas que toman el aire necesario para la combustión del gas directamente del local en el que se encuentran ubicadas, por lo que precisan ciertas condiciones de ventilación. 


Debido a que su cámara de combustión no se encuentra aislada respecto del local donde se encuentra instalada la caldera, este tipo se considera menos conveniente que el de las calderas estancas y, por tanto, desde el 1 de enero del 2010 se prohíbe la instalación de calderas de este tipo individuales, tanto en edificaciones nuevas como en reformas de edificaciones existentes. Esto no significa que los usuarios que poseen una caldera atmosférica deban cambiarla por una estanca, pero sí se recomienda que en el caso de reformas o por propia voluntad del usuario, se opte por la caldera estanca.


Funcionamiento
Aquí, al contrario, la cámara de combustión se haya abierta, y el aire de la combustión es el del lugar donde se halla la caldera.Contamina mucho más y resulta mucho menos eficiente y segura, derivando además parte de estos gases perjudiciales a nuestros propios hogares.






Para mas información de como elegir la caldera a gas que más le conviene asu hogar no dude en llamarnos al 684224289 o visitenos en 


tu energia amiga
http://www.iber-energia.com



Publicar un comentario