iberseguro.com

sábado, 5 de marzo de 2016

5 de marzo Dia Mundial de la Eficiencia Energética


El Día Mundial de la Eficiencia Energética se celebra cada año el 5 de marzo. Es una fecha propicia para reflexionar sobre el uso racional que le damos a la energía, y actuar en consecuencia.

La eficiencia energética se plantea como una de las políticas de freno para el cambio climático y la consecución de sociedades sostenibles, junto con el desarrollo de energías renovables y una política de transporte menos agresiva con el medio.

Ello no implica renunciar a la calidad de vida, sino la obtención de los mismos bienes y servicios energéticos empleando para ello menos recursos. Esto se consigue con la mejora de los procesos, la cogeneración, el reciclaje, el uso de productos menos contaminantes y un consumo inteligente, es decir, utilizar solo aquella energía que realmente necesitemos. 


En 1998 tuvo lugar la primera conferencia internacional de Eficiencia energética en Austria. Expertos y líderes mundiales se congregaron allí para encontrar una solución y reducir el consumo de energía.
Desde entonces, el objetivo fundamental de esta celebración es exponer la importancia de este tema y tomar conciencia sobre el uso que hacemos de los recursos. No debemos olvidar el papel fundamental que tiene la eficiencia energética dentro de la lucha contra el cambio climático, todo un reto, debido al incremento de la demanda energética por el aumento de la población mundial.
Por ello, tanto empresas, como organismos públicos, países y ciudadanos tenemos mucho por hacer. Pero esto no significa renunciar a calidad de vida, sino emplear menos recursos gracias a la innovación, la cogeneración, el reciclaje... haciendo un consumo inteligente de la energía.

¿Qué podemos hacer?

Como en cualquier otra fecha destacada, esta iniciativa no persigue llevar a cabo unas actividades específicas el 5 de marzo. La idea es concienciarnos para hacer un uso inteligente de la energía, que también está en nuestras manos.

Existen muchas medidas que nos harán ahorrar recursos y ser más eficientes, ¡te contamos algunos ejemplos!

En la ciudad, siempre que podamos, es aconsejable utilizar el transporte público para nuestros desplazamientos.

Si es imprescindible utilizar el coche, podemos aplicar las técnicas de conducción eficiente, circulando todo lo posible en marchas largas y a bajas revoluciones. De esta forma ahorraremos en combustible y ganaremos en seguridad.

Las basuras producidas en las viviendas, son una fuente potencial de energía y de materias primas que pueden aprovecharse mediante tratamientos adecuados, utilizando el contenedor correspondiente según el tipo de residuo que queramos depositar. El 65% de las basuras domésticas pueden ser recicladas, en vez de enviarlas a un vertedero... ¿lo sabías?

Y es que tanto en nuestros hogares, lugares de trabajo, en nuestros viajes o cuando realizamos actividades de ocio, podemos aplicar múltiples consejos que contribuirán al cuidado del medio ambiente.


Estos son solo algunos ejemplos, pero en Energía Inteligente puedes encontrar muchas buenas prácticas para llevar a cabo en tu día a día. ¿Te animas a compartir tus pequeños gestos con nosotros?


Publicar un comentario